Artista plástico cubano Ángel Alfaro expone en la Galería Villa Manuela



Desde el pasado 12 de abril, y hasta el 11 de mayo, se exhibió en la Galería Villa Manuela, de la UNEAC, la muestra personal Quiebra Sueños del artista cubano contemporáneo Ángel Alfaro. Este importante exponente del grabado cubano trajo su más reciente trabajo a La Habana, después de varios años de ausencia.

La exposición estuvo compuesta por un grupo de obras que tenían en común la capacidad de mezclar formas de hacer el grabado, más tradicionales, y técnica digitales. También estuvo presente la instalación. En este sentido, destacó la confluencia de técnicas y la contaminación genérica que han enriquecido el discurso más reciente de este artista. El trabajo está sumamente relacionado con la gráfica. Las piezas parten de la fotografía, las cuales manipuló directamente, y luego le son incluidas técnicas del grabado. Con esta agresión, tanto visual como creativa, Ángel Alfaro encuentra el medio para expresar lo que le interesa, en este caso, una situación complicada de la vida colombiana actual.

El discurso de las obras de Quiebra Sueños se mueve sobre una realidad del territorio colombiano, que es la muerte de niños a causa de minas antipersonales (“quiebra-patas”, como son conocidas). El artista acude entonces a la ironía de la convivencia con la vida y la muerte y lo hace a través del empleo de la metáfora. Su motivo visual son muñecas mutiladas, haciendo referencia así a la niñez y la crueldad del proceso que denuncia.

Las obras de esta serie se oponen de manera radical a la aceptación de que cosas como estas sucedan en una sociedad. Sus piezas traspasan los límites de Colombia y se circunscriben, por la forma en que son concebidos, a la realidad de cualquier país en el cual suceden hechos como este. Los trozos de muñecas, metonimia del todo que un vez fue su cuerpo, hablan del destrozo físico y psicológico a los que muchos niños están sujetos, por causas ajenas y absurdas, concernientes a unos pocos. Sus imágenes no tienen, por tanto, la intención de ser complacientes, sino de mostrar el horror y hacerlo sentir en aquellos que vean lo expuesto.

A través de la manipulación, Ángel Alfaro toca la sensibilidad de cada espectador. El empleo novedoso de los soportes, así como la mezcla de técnicas, y la concepción de las obras, dotan a sus piezas de una belleza formal que se opone completamente al tema que abordan y a la intensidad con que se intenta abordarlo, de manera tal que se hace paradójico el deleite frente a cada una de ellas. Quiebra sueños es amarga en su concepto, sin embargo es necesaria en la profundidad con que lo trata.


Enlaces relacionados:

Pintor Cubano Kadir López Nieves

Exposiciones de pintura en la Habana

Cuadros de paisajes al óleo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...