Exposición de Hilda Vidal

Se creyó nira y era nisallo es el nombre de la más reciente exposición personal ―28 obras de mediano y pequeño formato, en óleo sobre lienzo―, de una de las artistas más prestigiosas de la plástica cubana contemporánea: Hilda Vidal y que, para beneplácitos de los que visitan la capital cubana pueden disfrutar de ella en la galería El reino de este mundo, de la centenaria Biblioteca Nacional José Martí.

Al decir de la crítica: "Hilda Vidal, con más de 40 exposiciones en importantes galerías y centros culturales de América y Europa, muestra la madurez adquirida por su lenguaje abstracto-figurativo, con un fuerte acento expresionista, al recrear una atmósfera muy personal e intimista, en las cuales deja traslucir sus estados anímicos y fabulaciones surgidos durante el proceso creativo".

"Se trata de darle libertad a la fuerza de su inspiración y reflejar en el cromatismo una amalgama de sentimientos en variados matices. Aunque en cada cuadro, según confiesa la propia artista, solo están representados dos o tres colores, el uso de la luz y la estrategia de emplear contraluces de un modo sorpresivo permiten que el espectador quede atrapado por una especie apenas perceptible de ilusión óptica muy propia de esta mujer que posee dotes de ilusionista que a veces engaña la retina y cautiva a su receptor."

Lo más sorprendente es que tras cada obra late, oculta, una historia que en ocasiones apenas se sugiere con enigmas propios los cuales quedan ante la vista de quienes sucumben ante el encanto de sus creaciones.

Nacida en La Habana, Hilda Vidal recibió clases de pintura con Manuel Vidal y ya en 1973 realiza exposiciones personales, mostrando también su obra en España, Bélgica y Argentina. En 1985 realizó los diseños (escenografías y muñecos) para la obra La Caperucita roja del Guiñol Nacional. Ha incursionado en el grabado, las esculturas blandas y el dibujo.

Su obra también ha sido mostrada en más de 150 exposiciones colectivas tanto dentro de la Isla como en el extranjero.

Sus obras se encuentran en colecciones de Cuba, Francia, Alemania, España, Suecia, Italia, Rusia, México, Yugoslavia, Canadá, Estados Unidos, Venezuela, Colombia, Chile, Nicaragua, Panamá, Argentina, Bélgica, Japón, Jamaica, Senegal y Nigeria.

Junto a la controvertida pintora cubana Rocío García representó a Cuba en el 2001, en el evento iberoamericano de pintoras Mujeres de Espíritus en Ciudad Panamá.  Luego, en 2005, representó a la galería La Acacia en el evento Toronto International Art Fair en Toronto, Canadá.

Su obra ha sido reproducida en numerosas revistas y periódicos en el extranjero y Cuba.


Enlaces relacionados:


Cuadros de paisajes urbanos

Obras de pintores paisajistas

Naturaleza muerta con frutas

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...